HTML

Experimentando lo nuevo del algoritmo de Google

ave colibrí
Cualquiera similitud con la Sociedad Española de Ornitología es pura coincidencia

Experimento con Hummingbird, lo nuevo del algoritmo de Google.

A pesar del Colibrí en este artículo no hablaremos de aves.

En tal caso de haber buscado la palabra SEO y entre los resultados de la búsqueda aparecen páginas como esta que no hablan sobre aves, se debe a que la palabra SEO también significa optimización para los motores de búsqueda (Search Engine Optimization, en inglés). Este caso es un ejemplo semántico de homografía.

Como ya prácticamente debe saber un webmaster a estas alturas, Google a hecho una nueva modificación de su algoritmo, y pues bien, ahora quiero compartir algo que estoy experimentando sobre esto.

Hummingbird tratará de sacar de entre los resultados de Google a aquellas páginas cuyo contenido es difícil de entender. Seguramente cualquier lector humano entenderá que este artículo habla sobre motores de búsqueda y no sobre aves, pero no estoy seguro de que Google pueda hacer lo mismo, espero que no termine penalizado este artículo.

El experimento del que hablo trata sobre la manera en que se redacta, mi hipótesis es que Google dará preferencia a aquellos escritos (por no decir artículos) que usen con mayor regularidad artículos (ejemplos de artículos: el, la, los, un, una, etc.)

Hasta el momento llevo dos ejemplos, uno es el tema Rentabilizar Web, donde debería decir "Rentabilizar una web" y el otro es Posicionamiento web gratis, donde según mi hipótesis debería decir "Posicionamiento de una web gratis".

No quiero decir con esto que solo con colocar un artículo en el título o agregar más de estos en el contenido vamos a posicionar mejor, se entiende que Google mide unos 200 factores para otorgar la posición de una página.

Sin dedicar mucho tiempo a estudiar la competencia que hay para esas búsquedas uno puede notar que se tratan de sitios que tienen mayor trayectoria que este blog y muchas son páginas home (página de inicio o principal), es comprensible entonces su posicionamiento aunque no utilicen artículos en los títulos.   

Haciendo una auditoría interna de este blog e llegado a la conclusión de que son precisamente esas dos entradas (la primera no se cuenta) las que peor posicionadas se encuentran, y las páginas dentro del blog están prácticamente en igualdad de condiciones, incluso para que no hubiera duda traté de que esas dos páginas fueran las que mayor número de recomendaciones tuvieran desde las redes sociales, y lo son.

Si en estos momentos se hacen búsquedas en Google.es con los títulos de las entradas en el blog, encontrara que la mayoría de las entradas aparecen entre las páginas 1 y 3, especialmente en la tercera, pero las excepciones en estos momentos son esas dos entradas (y un par más) que no vislumbran ni en la décima página de Google. 

¿Coincidencia? Puede ser, tendré que seguir experimentando, y espero poder hacerlo para llegar a resultados mas concretos. Pero de resultar ser correcto, entonces una simple corrección en la manera de redactar puede servir para optimizar el contenido.
Publicar un comentario

Google+

Y tú ¿Eres un webmaster?